El pequeño comercio lo tiene crudo cada año entre Black Friday y Rebajas, hay negocios que no pueden permitirse la bajada de márgenes brutal que implica reducir el precio entre un 20% y un 50%, algo que las grandes marcas que fabrican por toneladas pueden asumir sin despeinarse. Por eso cada vez vemos más marcas pequeñas y medianas optan por «rebelarse» y en lugar de dejar pasar este día…