El pequeño comercio lo tiene crudo cada año entre Black Friday y Rebajas, hay negocios que no pueden permitirse la bajada de márgenes brutal que implica reducir el precio entre un 20% y un 50%, algo que las grandes marcas que fabrican por toneladas pueden asumir sin despeinarse.

Por eso cada vez vemos más marcas pequeñas y medianas optan por «rebelarse» y en lugar de dejar pasar este día poniéndose de perfil y haciéndose las distraídas dejan muy claro por qué no pueden sumarse.

Navegando por Instagram esta mañana vi dos publicaciones en este sentido, a medida que vaya viendo más publicaciones de este estilo las compartiré aquí.

Ver esta publicación en Instagram

#soypequeñocomercio #blackfriday

Una publicación compartida de ✨мιѕнα✨ (@misha_bcn) el

Si véis más avisadme!

Y tú? Te sumas al Black Friday?